Dibujos de Juan Carreño de Miranda

La Biblioteca Nacional de España acoge, hasta el próximo 10 de septiembre, la muestra temporal Carreño de Miranda. Dibujos, una oportunidad única para revisar la trayectoria del que fuera pintor de cámara de Carlos II a través de su obra sobre papel. Comisariada por la profesora Cristina Agüero Carnerero, la exposición comprende 72 piezas, entre las que se cuentan los dibujos más destacados de la producción de Carreño, así como un elevado número de obras de otros artistas coetáneos que permiten comprender el contexto artístico del periodo.

Entrada de la exposición, ubicada en la Sala Hipóstila de la Biblioteca Nacional de España

Organizada en colaboración con el Centro de Estudios Europa Hispánica (CEEH), la muestra se acompaña de la publicación de un catálogo de título homónimo con ensayos de la propia comisaria y de Mark McDonald, y fichas a cargo de otros tantos especialistas como Roberto Alonso Moral, Karin Hellwig, Eduardo Lamas-Delgado y Benito Navarrete Prieto.


Presentación

La exposición reúne por primera vez las piezas más sobresalientes de la producción gráfica de Juan Carreño de Miranda (1614-1685), cuya faceta como dibujante no ha sido hasta el momento estudiada en profundidad. La obra sobre papel del que fuera pintor de Cámara de Carlos II se cuenta entre las más destacadas del XVII español, tanto por la marcada personalidad de su trazo como por el notable influjo que su producción tuvo en otros artistas activos en Madrid en las últimas décadas de la centuria. Carreño trasladó a sus dibujos elementos propios del lenguaje pictórico gracias a su dominio del lápiz negro, aplicado con trazos amplios y expresivos, que a menudo combinó con la sanguina y el clarión, empleándolos como si de pinceles se trataran.

«Dos apóstoles o evangelistas» por Juan Carreño de Miranda (1657). BNE, Dib/13/2/90

La muestra se articula en siete secciones en las que a través de los folios de Carreño se exploran diferentes aspectos de su carrera, desde sus inicios centrados en las obras de asunto sacro hasta su consagración como retratista de Corte, poniendo de manifiesto el papel que jugó el dibujo en sus creaciones y en la vida artística madrileña de la segunda mitad del siglo XVII. El estudio de los folios de Carreño invita a superar la visión tradicional que lo ha consagrado como el pintor que, en palabras de Unamuno, retrató «la austriaca decadencia de España», para redescubrir a través de sus dibujos la luminosidad de su pintura religiosa y la riqueza de los proyectos decorativos que realizó en colaboración con Francisco Rizi. A la fructífera relación artística de Carreño con este último se dedica una de las secciones centrales de la exposición, en la que se pone de manifiesto la función esencial que los apuntes y rasguños tuvieron en el intercambio de ideas entre ambos pintores, necesario para llevar a término los encargos que asumieron de manera conjunta.

Los dibujos de Carreño se presentan en paralelo con folios de artistas de su círculo, como el ya citado Francisco Rizi, Claudio Coello, Mateo Cerezo y Pedro Ruiz González. La muestra, que reúne piezas procedentes de la Biblioteca Nacional de España, de diferentes instituciones españolas y extranjeras, así como de colecciones privadas, contará con varios bocetos al óleo y lienzos del pintor y con documentos de archivo, impresos y obras de literatura artística que ilustran pasajes claves de su vida y trayectoria.


Más información

Encuentro con la comisaria, Cristina Agüero Carnerero, y José Manuel Matilla, Jefe de Conservación de Dibujos y Estampas del Museo del Prado

Datos útiles

  • Folleto de mano de la exposición (PDF)
  • Fechas: del 19 de mayo al 10 de septiembre de 2017.
  • Lugar: Biblioteca Nacional de España. Paseo de Recoletos, 20-22, Madrid.
  • Horarios: martes a sábado de 10 a 20 h.; domingos y festivos de 10 a 14 h.
  • Precio: entrada gratuita

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *